NOV 25 17 (50)-min

Desde hace ya tres años, se estableció en la región del Valle de Sibundoy, don Fernando Collazos, empresario visionario en actividades del campo, específicamente en la agricultura, y proveniente de la población de El Encano, en el vecino departamento de Nariño. Continuó con su exploración en búsqueda de un sitio que cumpliera con los parámetros que debe tener un clima, en aspectos de altitud, temperatura, humedad y textura del suelo. Y así llegó al Valle de Sibundoy. Antes de llegar a El Encano venía de la población de  Timbio en el departamento del Cauca.

Con su llegada al Valle de Sibundoy, trajo consigo la idea de sembrar unas huertas en las cuales pudiera producir comida para la humanidad. Pero no cualquier clase de comida, sino una especial  y saludable para el consumidor; la agricultura orgánica con una drástica disminución del impacto en la la salud del consumidor al utilizar productos biológicos, un control etológico en un cultivo sano.

DIC 03 17 (25) recorte-min

Un ambiente controlado contra las inclemencias del tiempo y contra muchas plagas, da la posibilidad de no estar usando plaguicidas. el resultado: COMIDA SANA

Después de encontrar un lote de ladera en las montañas que quedan detrás de la ciudad de Sibundoy, en la vereda Bella Vista, don Fernando, de la mano de su esposa, arrancó con el proyecto. Para poder tener un control sobre las condiciones de lluvia  decidieron hacer unos invernaderos para sembrar tomate, cilantro, fresas, pimentones, pepino cohombro y lechugas.

Lo bueno de este tipo de cultivo, es que no se usan abonos ni fungicidas químicos. A cambio, los productos biológicos, el abono orgánico y los métodos amigables con el medio ambiente, se convierten en protagonistas de una agricultura verde, respetuosa del medio ambiente, de la salud de los consumidores y sobre todo de los paladares que tienen  la oportunidad de acceder a estos alimentos.

Y la idea de don Fernando no es gratuita ni tampoco es improvisada. Tanto él como su esposa son preparados en una materia que los apasiona y que se ha convertido en su forma de vida; la agronomía. Y en el refugio en el que se afincaron tienen su ocupación diaria que no les permite pensar en otras cosas diferentes a la fortuna de compartir con la naturaleza y con sus vecinos y amigos.

NOV 28 17 (4)-min

El sistema de tutorados para cada mata de tomate coordinado con un riego por goteo individualizado con cada una de ellas, las convierte en las consentidas de la comarca

Las matas de tomate crecen a sus anchas en medio de los invernaderos, pues cuando el clima esta muy frío, se cierran las ventanas de plásticos y cuando el calor es excesivo, se da paso a un refrescante chiflón de aire que se encarga de refrescar el ambiente en cuestión de minutos.

La ubicación de las terrazas en donde crecen las matas les permite a don Fernando y a todo su equipo de colaboradores, trabajar cómodamente, pues desde el surco inferior se pueden hacer las labores agrícolas sin tener que agacharse como en los cultivos que se establecen en lo plano.

NOV 28 17 (11)-min

Don Fernando disfruta las horas que pasa dentro de su burbuja agrícola , consintiendo una a una a sus matas, para que después ellas recompensen el esfuerzo

NOV 28 17 (6)-min

No en vano, los esfuerzos se ven recompensados con estos deliciosos y apetecidos tomates que terminan en la mesa de los comensales que optan por este tipo de productos

Para la abonada de los surcos se utilizan abonos orgánicos y para las actividades de mantenimiento del cultivo se recurre a componentes biológicos que no dejan trazas en el alimento, dándole al consumidor la oportunidad de consumir comida libre de residuos  perjudiciales para la salud y mejorando notablemente el sabor.

No solamente son los los tomates los protagonistas de esta certera aventura en beneficio de la humanidad, los están presentes en este cultivo, que por demás observa todas las normas que desde el punto de vista legal exigen las buenas practicas agrícolas, conocidas como las BPA. También se encuentran cultivos como el cilantro y los pimentones, que se caracterizan por ser ejemplares en lo que la zona del Valle de Sibundoy ofrece en aspectos agrícolas.

En el invernadero contiguo al de los tomates, las condiciones climáticas son diferentes y esto tiene su explicación. Se cultivan otro tipo de productos que requieren mayor aireación y que no soportan altas temperaturas. Ahí esta la fresa que también satisface paladares exquisitos ofreciendo productos igualmente limpios.

Mas tarde, después de bajar de los invernaderos a la casa, don Fernando muestra orgulloso los otros cultivos que tiene a cielo abierto, en el que se destacan los arboles de aguacate Hass y los conocidos «Porotos«, «Chacha-fruto» o «Balú«, nombres con el que se conoce ese árbol que da un fruto parecido al frijol pero mucho mas grande y que en la opinión de don Fernando, es uno de los alimentos mas completos y sabrosos que hay.

Una linda vista al valle y una cálida despedida nos dejan nostálgicos al tener que abandonar el pedazo de paraíso en el que pasan sus días don Fernando y su familia en total comunión y armonía con la naturaleza. Dentro de los proyectos inmediatos de don Fernando y de su esposa está la opción de buscar una buena comercialización que satisfaga las expectativas del mercado ansioso de productos sanos.

NOV 28 17 (3)-min

Don Fernando Collazos y su estilo de vida aportan con sus alimentos sanos al bienestar de la comunidad

Si de algo debemos estar seguros, es que es mas satisfactorio y mas rentable, sembrar comida sana y libre de pesticidas y venenos, pues las nuevas generaciones ya optan por consumir este tipo de alimento, incitando a los mayores a reinventar el pasado.

¡UN EJEMPLO A SEGUIR POR PARTE DE LOS AGRICULTORES!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *